La cara B

Siempre me atasco al principio, no se comenzar. Me pasa con los días, me cuesta empezarlos, porque ya no recuerdo despertares en los que lo primero que haga no sea secarme las lágrimas, incluso antes de abrir los ojos, y soplar fuerte para espantar las nubes grises.  Lo único cierto…

Me aprietan los zapatos.

Una frase aparentemente normal, sin un significado muy relevante pero que, dicha en el contexto adecuado, nos evita un dolor innecesario. Algo tremendamente simple, que nadie pensaría en no hacer: informar a alguien de un hecho objetivo que causa un perjuicio inmediato, para así, poder evitarlo. Y aquí es donde…

Decepción, ¿divino tesoro?

La decepción es un sentimiento incómodo. Aún no siendo de los más escandalosos, porque no irrumpe como la ira, o no arrebata como la pasión, es devastador en su lentitud. Es dolorosamente suave, como la gota de agua que horada la piedra, lenta e inexorablemente, efectiva, causando un daño irreparable. Se…

Eso que llamamos felicidad

LLevo semanas cuestionándome si existe la felicidad. Después de plantar cara a mis sentimientos, que andan en pie de guerra, soliviantados y rebeldes, de colocar mi vida en todas las posturas posibles, de dar pasos hacia delante y hacia detrás para cambiar de perspectiva, girando mi cabecita rubia primero hacia…